• Carlos Álvarez

¿Qué es la osteointegración de los implantes dentales?

¿Qué es la osteointegración de los implantes dentales?


¿Buscando información acerca de qué es la osteointegración de implantes dentales? Pues has venido al lugar indicado porque aquí te vamos a dar todas las claves acerca de este proceso.


La osteointegración de los implantes dentales, no es otra cosa que ese proceso en el cual observamos como cicatriza el hueso con la raíz del implante que se ha realizado.


Este hecho se produce, en primer lugar, porque el tejido óseo de los dientes tiende a favorecer la integración con determinados materiales a la hora de realizarse un implante dental.


En este sentido, el material predilecto para que se produzca esa integración entre el implante y el hueso del diente, es el titanio, que responde muy bien a las necesidades de la estructura ósea.


Procedimiento en una osteointegración de implantes dentales

A continuación, vamos a intentar detallar de manera completa cuáles son las fases habituales de cualquier proceso de osteointegración, desde las consideraciones previas a tener en cuenta hasta el resultado final.


Comprobación del estado del hueso

Resulta fundamental, en primera instancia, realizar un correcto diagnóstico en el que se evalúe de forma muy detallada cuál es el estado en el que se encuentra la estructura ósea de la zona que se vaya a tratar.



Esto es así principalmente porque en el momento previo a la implantación, al no haber diente, puede que la estructura ósea haya disminuido, algo que obviamente puede perjudicar al paciente a la hora de establecer una correcta sujeción de la pieza que se vaya a implantar.

En estos casos, lo correcto es esperar el tiempo necesario para que la estructura ósea se regenere, algo también importante y a tener en cuenta puesto que va a ser lo que determine la cantidad de espacio que hay disponible para implantar.


Colocación del implante de titanio

Se trata, ni más ni menos, de la colocación de la pieza que va a servir de sujeción al implante, parte clave en el proceso, porque va a servir de nexo de unión entre la pieza dental y nuestra boca.



Este material, como advertimos anteriormente, es idóneo para este tipo de tratamientos puesto que casa muy bien con el ecosistema de nuestra boca, teniendo un altísimo porcentaje de aceptación entre los pacientes, aunque también es importante tener una buena salud bucal para que no se produzca rechazo.


En este sentido, factores como el tabaco son muy negativos y pueden derivar, no solo en una ralentización importante del proceso, sino también en posibles infecciones para el paciente.


La osteointegración


Una vez se produce la colocación de la raíz llega el momento de que se produzca la tan ansiada osteointegración con la materia que rodea nuestro implante.


Este proceso, duradero, comenzará a las 24 horas de la instalación de la raíz y terminará de consolidarse aproximadamente a los 4 meses, aunque ya sobre los 2 meses se produce la osificación.


Transcurrido ese periodo de tiempo es cuando, por fin, se pasa a cambiar las piezas colocadas de forma provisional por las piezas definitivas, concluyendo así el proceso de la osteointegración de implante dental.


¿Necesitas reponer un diente pérdido?, ¿a qué esperas para recuperar tu sonrisa?



6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo