• Carlos Álvarez

¿Qué son los retenedores de ortodoncia?

¿Qué son los retenedores de ortodoncia?


Si buscas información acerca de qué son y para qué sirven los retenedores de ortodoncia, has venido al sitio indicado, porque aquí te vamos a dar a aclarar todas las dudas que tengas al respecto.


La mayoría de la gente que se somete a una ortodoncia asocia el procedimiento únicamente con los tan famosos “aparatos” que se tienen que llevar por un largo periodo de tiempo.

Efectivamente es la parte más duradera e importante del proceso, porque es la que realiza el cambio que queremos en nuestras piezas dentales, pero después viene una fase de consolidación de nuestra ortodoncia que también tiene un papel fundamental y que está protagonizada por los retenedores, las piezas que hoy nos ocupan.


¿Qué son los retenedores?


Los retenedores, como hemos dicho anteriormente, son los encargados de conseguir que el trabajo que se ha hecho previamente en la fase activa de la ortodoncia se mantenga en el tiempo y perdure.


Estamos hablando, por lo tanto, de unas piezas claves dentro del proceso, sin las que esa sonrisa que tanto esfuerzo y sufrimiento nos ha costado conseguir, se desvanecería para volver a las desviaciones que tenían antes del tratamiento.


Tipos de retenedores de ortodoncia

También es importante saber que existen dos tipos de retenedores de ortodoncia, cada uno con su propia función y su propia importancia dentro de esta fase de consolidación.


Retenedores fijos


Los retenedores fijos son unos alambres muy finos que se posicionan en la parte interior de los dientes, haciéndolos invisibles para cualquier persona. Las también llamadas ferulizaciones, van adheridas a la parte lingual de nuestra dentadura.



Se trata de unos retenedores que trabajan de forma permanente para mantener la ortodoncia siempre en su sitio, con el añadido de que además el usuario no tiene que estar pendiente de si los lleva o no puestos.


El problema es que no trabajan todas las piezas dentales, ubicándose sola y exclusivamente en los 6 dientes anteriores, siempre en los de la zona baja y en algunas circunstancias también en la zona superior.

Retenedores removibles


Los retenedores removibles, como su propio nombre indica, son de quita y pon. Se trata de unas férulas transparentes que están hechas a la medida de los dientes para conseguir que la fijación sea siempre correcta.


Su uso se hace sola y exclusivamente a la hora de que el usuario se vaya a dormir, de forma que, aunque estéticamente no sean ninguna maravilla, no impidan el desarrollo de la vida cotidiana del usuario.


Además, al contrario de los retenedores fijos, estás piezas sí que abarcan toda la dentadura al completo, trabajando todas las zonas para que la ortodoncia se mantenga de la forma correcta.


¿Cuándo se colocan los retenedores en ortodoncia?


Lo ideal es que, para evitar movimientos indeseados en los dientes, nuestros ortodoncistas coloque los retenedores fijos el mismo día que retira el aparato de ortodoncia.


Además, en esa cita se tomarán modelos para realizar las férulas a medida que actuarán de retenedores removibles.


Limpieza y cuidado de los retenedores


Tan importante como llevar los retenedores el tiempo que nos toca es mantener una adecuada higiene con ellos, para que su funcionamiento no se vea alterado en ningún momento.

En el caso de los fijos siempre es recomendable que usemos hilo dental para mantenerlos limpios, ya que los restos de alimentos se pueden colar fácilmente en los alambres.

En el caso de los móviles, hay que enjuagarlos con jabón neutro de forma diaria y con la ayuda de un cepillo, de lo contrario irán cogiendo una tonalidad amarillenta que también puede afectar a nuestras piezas dentales.

16 vistas0 comentarios